Sentís pasión por la moda. Tu intuición te da seguridad para dar consejos de estilo, encontrar la prenda perfecta en cualquier guardarropas o armar un look ideal.
Sos la referente del buen vestir entre tus amigas y quisieras convertir esa destreza tuya en tu fuente de ingresos pero sentís que te falta un marco profesional para que el mundo te conozca.
Soñás con patear el tablero, reinventarte y conquistar el mundo de la moda, pero tu miedo te dice que eso solo pasa en las películas y es mejor quedarte en tu lugar seguro.
Te gustaría liberarte de tu aburrido y estresante empleo en relación de dependencia para dedicarte a esta pasión 100%, pero no encontrás el tiempo necesario para trazar un plan que te lleve hasta ahí, ó considerás que el mercado es hostil y no hay suficientes clientas para todas.
 

Te entiendo porque yo también lo sufrí.

Igual que a vos, me encantaba ayudar a otros a verse armónicos y estilizados, pero sabía que no contaba con los conocimientos sólidos que me sirvieran para darles un fundamento a mis consejos y decisiones. Así que me lancé a la aventura de investigar toda la información posible acerca de la imagen personal en libros, revistas y sitios de Internet.

Me encontraba con contenidos que parecían confiables, pero no lo eran porque cuando los ponía en práctica no funcionaban. Así que me entrené en el arte de distinguir los contenidos con sustento de aquellos consejos superfluos e inexactos.

 
Pero no todo fue tan claro para mí al principio.
Mi primer trabajo rentado fue en una escuela de modelos, allí me desempeñaba como profesora de maquillaje y estilista. Lo amaba pero sentía que debía cumplir con el mandato familiar de contar con un título profesional.

Así que, en paralelo decidí estudiar una carrera de grado que me permitiera insertarme en el mundo corporativo. Estudié la licenciatura en Relaciones Públicas.

Ya con título en mano, renuncié a la escuela de modelos (con mucha pena) y me esmeré en conseguir empleos que me resultaran atractivos por su afinidad con la belleza y la moda. Fui jefa de producto en una importante empresa internacional de cosméticos, donde desarrollé las comunicaciones y la imagen de la marca. Más tarde, desde una agencia de comunicaciones estratégicas, diseñé las publicidades y las promociones de una línea de productos para la mujer, entre otras actividades destacadas.

Si bien los puestos eran envidiables, no llegaba a cumplir con las exigencias de mis jefes, iba a desgano, me enfermaba recurrentemente. Sentía un vacío enorme y sencillamente no era feliz.

Pero, me gustaba la seguridad de cobrar a fin de mes y me sentía contenida en una estructura. Creía que eso era lo que debía hacer. Como hobbie, perfeccioné mis habilidades con el maquillaje y luego aprovechando mi capacidad autodidacta me entrené en todo lo relacionado con la imagen personal.

Un día no soporté más la presión y renuncié a mi último empleo. Me radiqué unos meses en Estados Unidos, acompañando a mi marido en un proyecto personal que, lamentablemente, no funcionó. De regreso a nuestro país, y sin oferta de trabajo concreta, decidí que era momento de prestarle atención a mi pasión y dedicarme a lo que amaba. Trabajé para otra emprendedora, dando clases de maquillaje e imagen personal en su estudio. Experimenté la libertad de manejar mis tiempos más flexiblemente, sentí la gratificación de cada logro como propio, aprendí a economizar recursos para que el negocio fuera rentable y también sufrí la incomodidad de no tener un ingreso fijo de dinero. Vivía el auténtico modelo emprendedor, pero aún seguía siendo una empleada. Así que un día, tomé valor y me largué por mi cuenta, repitiéndome casi hipnóticamente que la pasión bastaba de motor para salir adelante.

 

Gracias a la garra y el esfuerzo, hoy con orgullo te cuento que:
  • Fui la co-creadora de la primera carrera de Asesor de Imagen de Argentina y de GRUPO IMAGEN, un instituto de enseñanza, servicios y capacitación especializado en imagen integral y moda. Fue hace ya diez años que, junto a mi socia de ese entonces, comenzamos a dirigir la escuela y a ofrecer la carrera, que hoy cuenta con cientos de egresados reconocidos por su nivel de excelencia académica.

  • Entre mis actividades como directora de GRUPO IMAGEN, me dediqué a la creación y puesta en marcha de programas de capacitación para empresas. Desarrollé la materia de Taller de Estilos e Imagen en el marco de la carrera de Producción de Moda de la Universidad de Palermo (UP) y del Máster de Moda de la Universidad de Belgrano (UB).
  • He sido convocada para hablar sobre imagen personal en diversos medios de comunicación como Para Ti, Intercountries, Elle, Tigris, La Nación, Clarín, El Cronista, Los Andes, Ámbito Financiero y Minuto 1, entre otros. Actualmente soy columnista activa de Entremujeres, del Diario Clarín y he colaborado como capacitadora externa con empresas como Google, Philips, Caro Cuore, entre otras.
aboutfd.jpg
Mi misión es inspirar a las mujeres para que logren construir una mirada objetiva y amorosa de sí mismas frente al mundo. (2).png
texto fd.jpg
web banners (12).png
testimonio FIORE.jpg
testimonio CECI P.jpg
tesis en mesa.jpg

CUMPLÍ TU SUEÑO

Si sentís que es hora de profesionalizar tu potencial,

¡ESTUDIÁ CONMIGO!

Conocé de qué se trata mi Certificación en Imagen y Moda AQUÍ.