¿Qué es Marca Personal? Y cómo potenciarla.

¿qué es marca personal_ y cómo potenciarla (2).png

¿Te pasó alguna vez que, a pesar de tu excelente desempeño en esa reunión de trabajo culminante, un sudor frío te indicó que, por cómo estabas vestida, no encajabas?

O mientras estabas en una salida con amigos, sentiste que la ropa que te habías puesto ¿sencillamente no tenía onda?

¿Saliste de esa importante entrevista de trabajo sintiendo que tu entrevistadora te miró de arriba abajo con desaprobación?

¿Estás intuyendo que tu apariencia no está en sintonía con tu nuevo grupo de trabajo, o peor todavía, que como te vestís hoy no pega con ese puesto que anhelas?

¡Tranquila!  No sos la única, ni la primera y claramente no serás la última que necesite  pulir su imagen personal.

 
“Como te ven, te tratan” dice la famosa frase, y es que a través de nuestra apariencia estamos dándole al otro señales (sin querer muchas veces) que le dicen como soy.

 

Sabemos que cada actividad que realizamos en los distintos ámbitos de nuestra vida está acompañada de una vestimenta, que tiene una funcionalidad y una estética determinada. Por ej. no asistimos a un casamiento con ropa deportiva por tratarse de un evento formal y elegante, ni paseamos en bicicleta en tacos porque resultaría muy incómodo. Pero tener esto presente no es suficiente para lograr una imagen que refleje y potencie quienes somos.

 

¿Cómo proyectar una imagen poderosa, que transmita naturalmente quién soy sin hacerme ver forzada?

Sostener una imagen personal sólida nos acerca más rápido a nuestras metas, allana el camino de cualquier negociación y nos abre puertas.

De acuerdo a un estudio realizado en conjunto por la NYU (Universidad de Nueva York) y la Universidad de Harvard (llevado a cabo por el Dr. Solomon, PhD y Chairman del departamento de marketing de graduados)  a los 7 segundos de conocernos, el otro se hace una imagen de quién soy. Establece (guiado por lo que interpreta de mi apariencia) cual es mi nivel económico, mi nivel educativo, que tan competente, honesto y creíble soy, mi nivel de sofisticación, mi capacidad de ser exitoso,  entre otras cosas más. 

Aunque parezca injusto, la realidad es que todos prejuzgamos. Nos demos cuenta o no, lo confesemos o no, todos lo hacemos.  

 

Pero entonces, ¿es solo una cuestión de apariencias?

 

No. Por suerte, no. Nuestra marca personal, es decir,  esa huella que dejamos  está compuesta por 4 ingredientes fundamentales:

1-    Nuestra apariencia: como nos vemos, lo que los otros ven cuando nos miran.

2-    Nuestro comportamiento: como actuamos, la actitud que tenemos.

3-    Nuestro lenguaje: como nos comunicamos, no solo con nuestras palabras también con nuestros gestos, los modismos, nuestro tono y velocidad de la voz

4-    Nuestra imagen digital: (ouch!) Sí. Llegamos a lo inevitable. Lo que aparece en la web sobre nosotros. (si aún no te “googleaste”, tomá valor y hacelo).  Es necesario hacerse cargo de lo que aparezca en cuanto escribas tu nombre en el buscador, y contemplar esto cada vez que decidimos publicar en nuestras redes. 

 

¿Estás siendo dueña de lo que reflejan estos ingredientes? ¿Estás sacándole partido para que reflejen lo mejor de vos?