¿Tengo lo suficiente para crecer con mi negocio? Cómo descubrir tus fortalezas

Si me pagaran 100 pesos por cada vez que escucho a una emprendedora quejarse por sentirse poca cosa o porque no siente que esté aportando valor a lo que hace, hoy te estaría escribiendo desde una playa tomando una cervecita. Pero no, estoy en casa, mirando el sol por la ventana. No me quejo, eh. Es lo que elegí en este momento.


¿Te pasa que de golpe te sentís bloqueada, desmotivada? ¿Sentís que ya no hay nada nuevo que puedas hacer en tu negocio de asesoría de imaen que te ayude a crecer? Tranquila que es generalizado a todas las que ponemos nuestro cabeza y cuerpo para llevar adelante un emprendimiento. La solución: parar y mirar.


Momento de autoanálisis

 Si te sentís tildada, necesitás resetearte, ¿Cómo es eso? Volvé a las fuentes para reconectar con tus fortalezas. Hoy quiero pasarte los pasos que sigo yo cada vez que necesito recargarme.

 

Lo que tenes es suficiente.

Ya sabes que soy la number one a la hora de arengar para que sigas capacitándote como asesora y para que estés siempre actualizada, pero, también soy consciente de que vos y yo tenemos algo de estudiantes crónicas y muchas veces usamos como excusa la falta de conocimiento para quedarnos piolongas y no pasar al siguiente nivel. Por eso hoy, te digo que con lo que ya tenés, es suficiente. Eso son tus fortalezas.

 

Pero…¿cómo me reconecto con mis fortalezas? Solo tenés que buscar dentro tuyo y, con mirada objetiva y amorosa como siempre digo, observar cuales son aquellas cosas que te salen de 10, aquellas tareas, actividades que harías sin importar que se pasen las horas, aunque no te paguen, o sin que lleguen a ningún destinatario o cliente. ¿Qué podría ser? Pueden ser cosas básicas cómo acomodar objetos, ordenar, combinar colores, organizar tareas, descubrir ofertas, hallar piezas únicas, aconsejar, inspirar, recibir, alegrar, escuchar, observar, facilidad para la tecnología, ser pragmática, y todo aquello que te deleite hacer. Todo esto conforma tus fortalezas. Y ahí es donde tenés que apoyar tu emprendimiento de imagen personal, para que crezca, sea único y te represente y lo que es mejor, llegue a quién lo necesite. Porque todo producto o servicio viene a cubrir una necesidad, a resolver un problema. Luego tendrás que encontrar quién lo esté esperando, pero eso es para otro posteo. ;)

 

Lo que sea que te salga bien y disfrutes hacer, tenés que ofrecerlo, contarlo, mostrarlo, de la mejor manera que puedas, para que más gente se entere que esa es tu forma de hacer las cosas. Con confianza, sin que te de vergüenza, o que te parezca poco, o insignificante o que a nadie le interesa. Confiá que ya va a aparecer quién ande buscando algo de lo que vos ofrecés, de la manera que solo vos lo hacés .

 

¿Cuáles son los pasos?

 

Te recomiendo que te dediques un tiempo para vos con tu taza de té favorito o una copa de vino (lo que te resulte mejor) y tomes lápiz y papel o abras un documento en tu pc y hagas un listado de todas tus fortalezas.

  • Preguntate: ¿Qué es lo que más me gusta hacer? ¿Qué cosas hago con el mayor disfrute? Anotá todo.

  • Ahora mirá todo ese listado con cariño. Y pregúntate: ¿qué de todo esto puedo llevar al terreno de mi negocio para que me ayude a mostrarme más cercana?  Tildá lo que se adecúe mejor.

  • Entoces: ¿cuáles de esas tareas o actividades puedo implementar ya mismo? ¿Cuáles necesitarían algo de mejora y cómo lo consigo?


Aquí ya tenés 2 caminos claros para avanzar:

1)    Tareas para hacer de ahora en más

2)    Mejoras para implementar

 

 

Si te sirvió este posteo, me encantaría que me cuentes cuales son tus fortalezas y como vas a implementarlas, aquí:

Nombre *
Nombre

Si te generó alguna duda también estoy para escucharte. Y recordá que podés agendar una Charla Gratuita de diagnóstico conmigo. Lee más acá….

¡No dejes de contarme si esto te ayudó! Me encanta leerte.

Hasta la próxima,

flor

Florencia Ducós