Tu marca personal: cómo descubrir y aprovechar tus fortalezas

Las cualidades y habilidades que pueden definirte como emprendedora.

fortalezas flyer blog.png

A la norteamericana Bette Nesmith Graham su trabajo como secretaria, en los años 50, le abrió un camino como inventora. Para no volver a empezar un texto ante cada pequeñísimo error -eran tiempos de máquinas de escribir y con las compus como fantasía lejana-, implementó un corrector a base de pintura blanca, que enseguida se hizo popular en su oficina y que dio origen al imbatible Liquid Paper.

El espíritu perfeccionista y su practicidad fueron las virtudes que puso en marcha para llegar a su popular creación y lo que marcó su diferencial.

¿El suyo fue un caso excepcional? Sí y no. Porque todos tenemos cualidades y habilidades que nos hacen diferentes y que, tal vez sin pensarlo, fueron las que Bette activó.

Yo te puedo asegurar que también hay algo que a vos te sale sin esfuerzo y muchísimo mejor que a tus amigos o  colegas.

Sucede que a veces son actividades que hacemos tan pero tan de taquito que ni las registramos como una fortaleza. O también, que no son lo que otros esperan de nosotros o lo que está bien catalogado por vaya a saber quién (porque a esta altura de las circunstancias y, aún en este mundo de cambios loquísimos, las profesiones o carreras más tradicionales y formales son consideradas por algunos como la única opción laboral posible)

Voy con mi caso. Cuando era chica jugaba a la maestra, con mi pizarrón y mis muñecas como víctimas. Me fascinaba poder compartir lo que sabía y ayudarlas a aprender (bue… en este caso, mis alumnos eran de juguete, lo sé). 

Hoy justamente me dedico a eso. ¡Enseño! desde cómo lograr una mejor imagen personal a cómo potenciar un negocio. Pero tardé en darme cuenta que era algo que me salía bien y que podía explorar. (y mejor aún convertir en un negocio)

Por eso, quiero ayudarte a que vos descubras en qué sos buena o qué te apasiona. Y de qué manera podés implementarlo con un sello personal. Porque aún dentro de una misma especialidad o rubro, tu manera de hacer eso en lo que sos buena va a ser distinto al de otro. 

¡Voy con mi guía!

Te aconsejo tomarte un tiempito para pensar cada respuesta.

GUÍA DE PREGUNTAS DISPARADORAS...

¿Qué es…

...eso que te gusta tanto hacer que cuando lo haces el tiempo pasa volando? (el orador motivacional  Marcus Buckingham explicó en una charla que si le consultamos a un chico cuáles son sus fortalezas, seguramente no pueda definirlas. En cambio, si le preguntamos qué es lo que hace con tantas ganas que pierde la noción de las horas ahí tendremos la respuesta). 

...eso que harías todo el tiempo aunque no te paguen por hacerlo? 

...eso para lo que que siempre encontrás tiempo o para lo que nunca estás cansada?

¿De qué manera eso puede convertirse en tu diferencial? 

¿Qué cosa hacés tan bien pero no recordás cuándo o cómo lo aprendiste?

Sucede que muchas veces desestimamos nuestras pasiones y talentos, por considerarlos “poco serios”, light o muy sencillos y estos pueden ser el motor de grandes emprendimientos (rentables y que nos den muchísimas satisfacciones).

Un ejemplo más: en un curso que di, una participante contó que siempre fue muy curiosa, que le gustaba mucho investigar su entorno, observar qué cosas había y luego clasificarlas y ordenarlas. Lo hacía todo el tiempo y también lo disfrutaba.

Mientras lo relataba, relacioné que al inicio del encuentro me había presentado el emprendimiento que tenía en marcha. ¿Saben cuál era? Una guía con direcciones y datos útiles para las mamás que trabajaban y cuyo objetivo era facilitarles esa información que, por falta de tiempo, no podían buscar por sí solas. Esa era su idea y ya estaba funcionando. ¿Cómo dio con la idea? Porque dio rienda suelta a lo que más le gusta hacer.

¿Te animás a descubrir las tuyas?